Más  allá  del Sistema de  Gestion de  Seguridad y Salud en el trabajo  5 puntos de éxito

Bertha Ines Franco Bedoya

Medica Esp Salud Ocupacional – Derecho Laboral y Seguridad Social

Gerente SERVISO SAS IPS

 

Actualmente las empresas se encuentran en un conteo regresivo, tratando de cumplir a toda costa el plazo para la implementación del Sistema de Seguridad y Salud en el trabajo: 31 de Enero de 2.017. Es asi como empresas de todos los tamaños han acudido a sus ARL, asesores y otros recursos internos y externos para lograrlo.  Sin embargo;  ¿ Se estará cumpliendo el real propósito de un sistema de Gestion?

Más allá del cumplimiento documental de una norma ¿ el empresario y sus colaboradores estarán entendiendo lo que significa este gran paso?

En sus inicios y lamentablemente aun  hoy en algunas empresas  la “salud ocupacional O seguridad y salud en el trabajo como es conocida actualmente,  fue vista como una obligación de la empresa delegada generalmente en una sola persona, que era la “responsable” de lograr que los trabajadores se cuidaran, cumplieran las normas de seguridad industrial y usaran los elementos de protección personal.  Es así como este personaje se volvía generalmente un elemento poco grato, tanto para los empleados que lo veían como coercitivo, como para los jefes que consideraban que solo entorpecía su producción y los empresarios,  un mal necesario  al que debían otorgarle ciertas concesiones para cumplir la ley.

El Sistema de Gestion,  busca engranarse con los objetivos estratégicos de cada compañía,  volverse un facilitador para el logro de los mismos,   introducirse de manera tal, que no se conciba la organización sin sus elementos.  Esto solo se logra si el nivel directivo lo entiende y al entenderlo le da su real dimensión y lo involucra.

¿Y esto como se logra?

Son infinitas las maneras que pudiéramos proponer para esto, sin embargo quisiera compartirles 5 elementos que considero indispensables que de acuerdo a mi experiencia son los iniciadores de este logro.

PRIMERO Solo desde un nivel estratégico la seguridad y la salud en el trabajo serán tenidos en cuenta.  El líder del sistema debe depender de un nivel directivo que pueda darle el alcance que requiere.

SEGUNDO La responsabilidad es de TODOS y se inicia en la gerencia.  Desde allí se van desplegando las diferentes responsabilidades en todos los niveles, y esto debe quedar claro desde la definición de los perfiles de los cargos, la determinación de las funciones,  los procesos de inducción y reinducción. De esta manera cada colaborar hará su parte de manera natural.

TERCERO   Los trabajadores son actores activos en la construcción del Sistema.  Para lograr tener impacto debemos contar con la experiencia y saberes de todos, debemos buscar herramientas para involucrarlos en el proceso ej: Identificación de peligros, generación de controles, estándares de seguridad, formaciones, en fin… tenemos un capital humano experto en nuestras manos que debemos aprovechar

CUARTO El sistema se implementa en el campo.  No son solo documentos . Estos le dan soporte,  control y muestran la evidencia de cumplimento, pero es,  en las áreas de  producción: Con las personas, donde lo que se escribe y se define se pone en práctica y reta la eficiencia de los mismos.

QUINTO  El Cambio es la bandera.   El sistema de gestión no es estático; debe tender  hacia la mejora. La excelencia es nuestra meta:   Contar con trabajadores SANOS donde las condiciones de su trabajo, no los enfermen, ni los accidenten. Este reto es tan alto que cada día  tendremos cosas por hacer, no podemos quedarnos en lo mismo, siempre podemos buscar alternativas,  basados en la medición de indicadores sobre los cuales definiremos las metas progresivamente

Nos queda entonces un reto muy importante:   lograr impactar realmente la seguridad y la salud en nuestros lugares de trabajo a través del  empoderándonos de nuestro rol dentro del proceso y actuando como motivadores de los demás.

 

“Un ambiente de trabajo saludable es uno en el que los trabajadores y los empleadores colaboran en el uso de un proceso de mejora continua para proteger la salud, seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y la sostenibilidad del lugar de trabajo…” 

OMS Ambientes Laborales Saludables Un modelo para la acción