El estrés en primera medida y en su fase inicial es una respuesta o expresión  corporal  ante un efecto que  agrede al organismo. Inicialmente el cuerpo no lo expresa como una enfermedad si no simplemente como una tensión en algunas zonas, sin embargo, si dicha manifestación corporal es repetitiva o se genera constantemente, el estrés, puede llegar a generar problemas físicos, mentales e incluso podría  llegar a convertirse en una enfermedad.

Generalmente algunos causantes del estrés son producidos por temas laborales, familiares y del entorno. Por ejemplo en el ámbito laboral las cargas laborales altas, acoso laboral y trabajo bajo presión son causales comunes de esta manifestación.

Este efecto  corporal se puede presentar en varias fases como estrés emocional, donde comúnmente la persona puede presentar altos índices de ansiedad, preocupación o aceleración anímica. Estrés Físico que es cuando el afectado empieza a sentir cansancio, fatiga o dolores musculares, este último se presenta en la mayoría de las ocasiones en la región cervical y en la región lumbar, los cuales pueden llegar a generar, en el ámbito laboral, muchas incapacidades medicas.

El estrés se puede considerar una enfermedad cuando se encuentra en una etapa avanzada que es de  la misma manera una manifestación relativamente nueva en el ámbito medico. La calidad o el ritmo de vida de las personas pueden activar directamente dichas reacciones corporales. El estrés en una persona se puede presentar desde muchos puntos por ende no es de fácil tratamiento.

En el desarrollo del tratamiento del estrés se analiza cada uno de los puntos que produce esta alteración corporal y poder realizar un tratamiento efectivo. Una persona puede somatizar el estrés en diferentes partes del cuerpo, también se puede presentar como dolores de cabeza, cefaleas migrañosas o en uno de los puntos más comunes que es en la parte abdominal. La mayoría de las cargas emocionales sobre todo estrés, ansiedad y tristeza  pueden verse reflejadas en problemas gastrointestinales.

Un efecto secundario a los anteriormente mencionados, el estrés puede producir problemas de sobrepeso,  obesidad, hipertensión y diabetes  producido por la ansiedad de ingerir alimentos, regularmente, nada saludables. Un manejo eficaz para sobrellevar el estrés laboral, son las pausas activas dirigidas, debido a que el desvió de las actividades para subsanar una afectación puede producir un efecto contrario como la pérdida de tiempo laboral y este dejara como resultado un problema peor.

Otro efecto producido por el estrés se puede ver reflejado en el ámbito familiar, produciendo una disyunción en el normal funcionamiento de su círculo más cercano o en el peor de los casos generando impotencia sexual.

Bive dentro de su portafolio de servicios de medicina especializada cuenta con entidades aliadas que te ayudaran en el tratamiento de esta manifestación corporal como Opción Medica, donde encontraras una amplia gama de servicios y tratamientos naturales de alta calidad, que te ayudaran a mejorar tu calidad de vida.